27-ago-2020

Del 5G a la inteligencia artificial

Las 7 tendencias digitales del 2020

Henkel-tendencias-digitales-2020

Año tras año, la tecnología parece desarrollarse cada vez más rápido, permitiéndonos desarrollar nuestra vida y nuestras tareas con mayor facilidad y eficiencia. Con este ritmo vertiginoso, puede resultar difícil estar al día de cuáles son las principales tendencias que surgen en el mundo digital. Por eso, presentamos a continuación una breve guía de algunas de las principales tendencias digitales de este año.

1. 5G

Está a la orden del día en todo el mundo. Muchos de los principales proveedores de servicios de telefonía del mundo (por ejemplo Verizon, Huawei y AT&T) están realizando inversiones para ser la primera empresa en descifrar el código 5G. Es que el 5G no solo mejorará la conexión y la velocidad con la que las personas pueden comunicarse, sino que también mejorará la forma en que las diferentes tecnologías se comunican entre sí. ¡Hola, hogares y ciudades inteligentes!

2. Búsqueda por voz

Uno de los mayores desarrollos previstos para 2020 es el uso de la búsqueda por voz a través de un asistente virtual como Google, Siri o Alexa. Ya hay estudios que determinan que este 2020 casi la mitad de todas las búsquedas se realizarán por voz, y alrededor del 30% de las búsquedas se realizarán sin pantallas.

3. Multiexperiencia

La búsqueda por voz es solo uno de los formatos que cambiará la forma en la que interactuamos con la tecnología. En los próximos años, la tecnología contará cada vez con más sensores y formatos que podremos utilizar junto con nuestros propios sentidos, creando una experiencia inmersiva capaz de simular escenarios y entornos realistas. Uno de los mejores ejemplos de esto son los cascos de realidad virtual, muy común ya por ejemplo en el uso de videojuegos.

4. Gemelos digitales

Un gemelo digital es una réplica digital de un sistema u objeto. Estas representaciones se basan en el número de sensores conectados al programa informático. Basado en las entradas de los sensores, el gemelo digital puede predecir o simular cómo el sistema se verá afectado. Esto conduce a una mayor eficiencia y procesos optimizados y a la toma de decisiones basadas en datos.

5. Comercio social

Usar las redes sociales para publicitar un producto o servicio no es nada nuevo. Sin embargo, en ciertas redes ya es posible comprar esa camisa o ese collar simplemente haciendo clic en la publicación o el post. Instagram, especialmente, está ganando notoriedad por sus publicaciones que permiten realizar compras directas a través de la red social, lo que puede aumentar la cantidad de personas que ven la publicación y disminuir el tiempo que conlleva la compra online, ya que no es necesario visitar la web de la marca. Otra tendencia estrechamente vinculada es el Shopstreaming, que consiste en que una tienda o marca transmite en vivo un evento desde su establecimiento, lo que permite a los clientes tener una experiencia digital personalizada y totalmente inmersiva sin necesidad de ir a la tienda.

6. Inteligencia artificial

La inteligencia artificial y el aprendizaje automático obtienen mucha información de los usuarios y clientes. Pero, ¿cómo se puede traducir eso en una toma de decisiones útil? Aquí es donde entra en juego la analítica aumentada. Automatiza la obtención de conocimientos de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático y ayuda a configurar los próximos pasos que las empresas pueden tomar con solo un poco de supervisión. También podemos experimentar la inteligencia artificial ya en robots autónomos, drones y electrodomésticos, como los robots aspiradores.

7. Personalización

Cada vez más, los clientes prefieren productos personalizados y que enfatizan su individualidad, por lo que la personalización masiva (producción en masa específica del cliente) ha sido durante mucho tiempo una tendencia de nuestro tiempo. Desde zapatillas personalizadas, cereales que podemos crear nosotros mismos, envases diseñados individualmente o champú que se adapte a las necesidades específicas de nuestro cabello, la personalización masiva se puede encontrar en casi todas las industrias. Pero la personalización no es una novedad; antes de la industrialización, la norma era la fabricación de productos individuales por encargo para los requisitos locales. Gracias a las impresoras 3D y los sistemas de producción altamente adaptables, este nivel de personalización ahora es posible incluso para la producción en masa. Esto significa que los productos pueden ser individualizados, pero aún así automatizados.