27-sep-2019


Descubre cómo será el futuro del 5G y las Smart Cities y cómo en Henkel contribuimos al cambio innovando cada día.

El 5G y las Smart Cities: nuestras vidas a alta velocidad

    

La próxima generación de redes móviles va a revolucionar nuestro mundo. Permitirá que los semáforos interactúen con coches y que los teléfonos móviles hablen con nuestros electrodomésticos. Sin embargo, esta visión futurista solo será posible con innovaciones clave que permitan transmitir y procesar datos. Por ello, las empresas pioneras están explorando soluciones de vanguardia que den vida a un mundo completamente conectado. La quinta generación de red móvil, conocida como 5G, transmitirá datos a una velocidad 100 veces más rápida que las redes 4G actuales. Gestionará 100 veces más datos y hará que sea posible descargarnos una película completa en solo tres segundos. Esta conectividad ultrarrápida transformará la manera en que vivimos y trabajamos de una forma que nunca hemos viso. Todos y todo estará conectado las 24 horas del día, generando e intercambiando datos sobre tráfico, eficiencia de fábricas o el contenido del congelador a tiempo real. Cuando el 5G sea una realidad, nada volverá a ser igual. Y ya casi está aquí.

Ya se han llevado a cabo proyectos piloto en EEUU y en Alemania, y también durante los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en Corea del Sur. Los expertos predicen que las redes 5G estarán en funcionamiento a mediados de la próxima década, y las empresas y gobiernos están haciendo todo lo posible para aprovechar las increíbles oportunidades de la conectividad total. Se estima que se invertirán más de 100.000 millones de dólares en infraestructuras para el 5G entre 2019 y 2020, y que el 5G creará 22 millones de empleos en todo el mundo para 2035.

Próxima parada: ciudades conectadas con 5G

Las redes de Internet móvil con carga turbo afectarán a todos los mercados e industrias del mundo, pero el impacto más inmediato se producirá en el sector de las telecomunicaciones. Las velocidades supersónicas del 5G cambiarán por completo la forma en que las personas utilizamos Internet. La velocidad de descarga podría alcanzar los 20 gigabits por segundo, en comparación con la velocidad actual de 1 gigabit por segundo. Los tiempos de carga podrían ser de menos de un milisegundo, en comparación con los 70 milisegundos del 4G. Tener una cobertura más amplia con conexiones más estables permitirá experiencias compartidas completamente nuevas, al hacer posible que decenas de miles de personas accedan a Internet móvil rápidamente desde un mismo lugar al mismo tiempo.

  
Esta mayor cobertura y estabilidad de red es clave para asegurar que todo esté conectado en todo momento. Permitirá que las ciudades combinen datos de sensores en las luces de la calle con imágenes de cámaras introducidas en drones para optimizar los flujos del tráfico, hacer que los viajes sean más rápidos y seguros, y al mismo tiempo reducir la contaminación del aire. Los coches automáticos utilizarán 5G para encender las luces y la calefacción de las casas inteligentes a medida que se acerquen a su destino, mientras que los electrodomésticos conectados reducirán el consumo de energía. Además, todo el sistema realizará un mantenimiento a tiempo real para garantizar la eficiencia y seguridad.


Desde producción hasta medicina:

Al permitir actualizaciones y mejoras durante las 24h del día, el 5G también brindará oportunidades a empresas para que adopten enfoques de fabricación avanzados. Las fábricas contarán con más sensores, cámaras, drones y robots para aumentar la eficiencia y la calidad. Conectar toda la cadena de valor, desde materias primas hasta la eliminación de residuos o su reciclaje, generará datos que puedan aprovecharse para identificar posibles mejoras. En el sector de la salud, los pacientes podrán compartir ciertos datos con médicos, compañías de seguros y con la industria farmacéutica para proporcionar nuevos conocimientos sobre medicina preventiva. Algunos pacientes podrán optar por usar monitores de salud que recopilan datos las 24 horas del día y contribuyen al diagnóstico efectivo de enfermedades y lesiones en una etapa temprana. De hecho, los pacientes incluso podrán someterse a cirugías realizadas de forma remota por cirujanos expertos desde cualquier parte del mundo.

Henkel: convirtiendo el milagro de las Smart Cities en realidad

Para hacer posible la cirugía remota o la conducción automática, es de vital importancia que la red 5G esté siempre conectada sin interrupción. Los automóviles, equipos de fábrica y dispositivos de consumo que accedan a la red 5G necesitarán integrar más módulos y componentes dentro de espacios cada vez más reducidos. Los módulos de cámara compacta, por ejemplo, suelen ser la mejor manera de recopilar datos que permitan avanzar hacia vehículos automáticos o procesos de fabricación automatizados.  Sin embargo, como los módulos de cámara están formados por muchas capas, serían demasiado grandes para ajustarse si se ensamblaran con tornillos o adhesivos tradicionales. Por ello, Henkel ha desarrollado un adhesivo ultra delgado que permite la miniaturización de los módulos de cámara. Esto tendrá un gran impacto en el mundo 5G, porque se estima que la producción de módulos de minicámara se duplique en los próximos dos años, de 5 mil millones por año hasta 10 mil millones para 2020.

Junto con estos módulos de cámara, los dispositivos y equipos preparados para 5G también ofrecerán una gama cada vez más amplia de otras funcionalidades, como GPS o sensores de movimiento. Pero estas nuevas funciones requieren componentes adicionales que se comprimen en un espacio reducido, y todos sus componentes generan calor cuando se usan. Este calor debe gestionarse de manera efectiva para evitar daños al dispositivo o a los usuarios. Los fabricantes de dispositivos y las compañías de telecomunicaciones se están poniendo en contacto con Henkel para que les ayude a convertir este desafío en una oportunidad. Nuestros productos de gestión térmica ayudan a optimizar la eficiencia de los componentes electrónicos, extendiendo al mismo tiempo su vida útil. Nuestras almohadillas de separación, por ejemplo, eliminan y redistribuyen rápidamente el calor para evitar el sobrecalentamiento de las piezas clave.

Más poder, más torres

Y no solo los dispositivos necesitan mantenerse en buen estado. Los chips de memoria en los centros de servidores gigantes que procesarán y almacenarán la gran cantidad de datos generados por el 5G también tendrán que ser completamente seguros. Los servidores deberán procesar grandes volúmenes de datos y almacenar muchos archivos en espacios cada vez más reducidos. Se han llevado a cabo diseños innovadores para permitir que los chips de memoria presenten una solución a este desafío, gracias a una tecnología de Henkel que permite la producción de chips de memoria de 12 capas ultrafinas. Estas capas están interconectadas, y Henkel ha desarrollado materiales especiales de relleno inferior que protegen los puntos de unión para asegurar que esta arquitectura pueda funcionar de manera segura, fiable y eficiente.

Además de este gran aumento en el almacenamiento de datos y en la potencia de procesamiento, se necesitarán más y más torres de dispositivos móviles para recoger y transmitir datos con el fin de hacer realidad el 5G. De hecho, se prevé que se instalarán 20 millones de nuevas torres de dispositivos móviles en todo el mundo para 2025. Estas torres tienen estaciones base, donde convergen todas las señales electrónicas. Henkel ofrece materiales térmicamente conductores para disipar el calor del procesador, así como encapsulaciones de relleno inferior para protegerlo contra la vibración y recubrimientos que evitan la humedad y el polvo.

El futuro 5G está aquí

Puede parecer una película de ciencia ficción, pero nos estamos acercando a una nueva era en la que todos y todo en el planeta estará constantemente conectado. El 5G revolucionará nuestras vidas y transformará las industrias brindando oportunidades increíbles para aumentar la eficiencia y desarrollar nuevos modelos de negocio. Las empresas innovadoras y los gobiernos están explorando formas de convertir cualquier turbulencia de mercado relacionada con el 5G en un turboalimentador que acelere la transición a un mundo totalmente conectado, en el que la vida es más fácil, más rápida y más eficiente. Ya casi está aquí. Y nada volverá a ser igual.