28-may-2020

El Internet de las Cosas, en inglés The Internet of Things (IoT), se utiliza para conectar objetos cotidianos a Internet y a otros dispositivos inteligentes.

Internet de las Cosas – Ejemplos de dispositivos que harán tu vida más fácil

“Internet de las Cosas”; seguro que todos hemos escuchado este término al menos en una ocasión, y es que la mayoría de los dispositivos que utilizamos hoy en día son “inteligentes”. Por eso, los dispositivos de seguimiento de actividad física, los servicios de seguimiento de mensajería y las radios tienen una cosa en común: todos están conectados a Internet.

Te subes a la báscula por la mañana y ves que has subido de peso. Para ayudarte a recuperar tu peso ideal, utilizas una cuchara que está programada para vibrar si detecta que has comido demasiados cereales en el desayuno. Tu nevera encarga automáticamente más verduras para la cena y, además, solamente se abre si tu reloj de actividad física registra que has realizado al menos media hora de ejercicio. Mientras haces deporte, tu camiseta mide cuánto se contraen los músculos para verificar que estás haciendo los ejercicios correctamente.

Éstos son solamente algunos ejemplos de cómo los dispositivos inteligentes nos ayudarán y controlarán nuestro día a día en el futuro, incluso en aquellos dispositivos más comunes de nuestro día a día, a los que normalmente no les damos mucha importancia. El Internet de las Cosas se utiliza para eso: conectar objetos cotidianos con Internet y entre sí. Por el momento, existen algunos dispositivos que pueden conectarse a Internet, pero todavía no son muchos los que pueden comunicarse entre sí. Sin embargo, cada vez más dispositivos inteligentes están comenzando a formar parte de nuestro día a día gracias al avance de Internet y la tecnología 5G. En Henkel, también hemos desarrollado dispositivos inteligentes y aplicaciones para los mismos que nos hacen la vida más fácil.

Ejemplos de dispositivos inteligentes de Henkel

En 2018, Henkel lanzó Bloom Home Control, el primer difusor eléctrico de Internet of Things (IoT) contra los mosquitos. ¿Sabías que puedes tener tu casa conectada y protegida contra los mosquitos desde cualquier lugar? Bloom Home Control es un difusor eléctrico inteligente que llega para hacernos la vida más fácil, ya que es 100% programable desde dispositivos móviles a través de su App, y se adapta a las necesidades y características de cada hogar y familia.

Bloom Home Control ofrece una protección eficaz contra los mosquitos desde donde quieras, con funciones como la programación horaria o la previsión de mosquitos de Accuweather, herramienta basada en un pronóstico regional de mosquitos. Gracias a su tecnología inteligente, estas características se adaptan automáticamente al entorno del hogar ajustándose al tamaño de cada habitación, permitiendo una protección activa y anticipando la llegada de estos molestos insectos. Como este repelente es controlable desde más de un smartphone a la vez, y permite agrupar distintos dispositivos por habitaciones o residencias, es totalmente adaptable a las necesidades de cada familia.

El lavavajillas también será inteligente. Podremos controlar incluso la cantidad de detergente para el lavavajillas a través de aplicaciones en nuestro móvil. Henkel ha aprovechado al máximo las oportunidades que ofrece el Internet de las Cosas para desarrollar Somat Smart, un dispositivo de dosificación que libera automáticamente la cantidad justa de detergente para lavavajillas. La solución permite a los usuarios seleccionar el tipo de platos o vajilla que desean limpiar a través de la aplicación, indica cuántos ciclos de lavado que quedan de detergente y permite comprar más detergente antes de que se termine. ¿Podría ser más fácil que eso? Sí, y es que Somat Smart se puede controlar directamente con Alexa o Google Home.

Además de los platos, también contaremos con ayuda en la limpieza de todo el hogar. Los robots de limpieza y friegasuelos son electrodomésticos que están cada vez más presentes en nuestros hogares. Son capaces de trabajar de forma autónoma, con sensores inteligentes que detectan los diferentes obstáculos como muebles, escalones… e incluso algunos se pueden programar para limpiar estancias concretas y volver a la estación de carga de batería. Consciente de las nuevas necesidades que generan estos nuevos electrodomésticos para los consumidores, Henkel ha comenzado a comercializar BotClean, un detergente desarrollado específicamente para los robots de limpieza de Ecovacs Robotics. Gracias a su innovadora fórmula, proporciona unos resultados de limpieza excelentes, un brillo intenso y una fragancia fresca y duradera en diferentes tipos de suelo, como baldosas laminadas, madera, vinilo o cerámica y porcelana.

En el futuro, vestir con dispositivos inteligentes será más común de lo que creemos. De hecho, es muy común ya llevar relojes que cuentan los pasos diarios, actividad física… ¿Pero por qué limitarnos a contar los pasos que damos cada día cuando tus zapatos pueden ser especialmente diseñados para adaptarse a tu forma de caminar y mejorar tu postura generando un análisis de tus pasos en 3D? Al igual que en las zapatillas de deporte convencionales, los adhesivos de Henkel también se utilizan en el calzado inteligente.

En colaboración con la compañía holandesa Arion, Henkel Adhesive Technologies ha desarrollado una plantilla inteligente para el calzado, que permite hacer un estudio completo de la técnica de carrera. La plantilla recoge datos que pueden ser consultados en tiempo real a través de una aplicación en el móvil. Materiales de Henkel como tintas conductoras, recubrimientos, protectores y adhesivos han hecho posible el desarrollo de esta tecnología.

30 mil millones de dispositivos inteligentes en todo el mundo

China y EEUU se encuentran entre los países pioneros en el desarrollo de aplicaciones de IoT: solo estos dos países registraron en 2019 alrededor de 40.000 solicitudes de patentes relacionadas con IoT; otros países como Alemania realizaron 4.000 solicitudes. Actualmente hay aproximadamente 30 mil millones de dispositivos inteligentes en uso, una media de 4 dispositivos inteligentes por persona.
El objetivo del Internet de las Cosas es muy simple: aunar el mundo real y el mundo virtual para hacer ambos más seguros, sencillos y económicos. Los dispositivos inteligentes están continuamente conectados y recopilan datos de su entorno para aplicar sus funciones inteligentes.