• España | Cambiar de Website
  • Contact
  • Add to My Content
  • Share

28-oct-2019

Trucos que ayudan a la economía circular

Cómo reciclar bien: desde la ropa hasta un bote de yogur

Separamos nuestros residuos en distintos contenedores, nos acercamos al punto limpio para reciclar materiales como pilas o electrodomésticos… y creemos que estamos reciclando correctamente. Pero ¿realmente lo estamos haciendo bien?

Según los últimos datos proporcionados por Ecoembes, en España ya se recicla el 78,8% de los envases de plástico, latas, briks y los envases de papel y cartón. Pero desafortunadamente, reciclar de forma correcta no es sencillo. Te contamos cuáles son algunos de los errores más comunes para que aprendas cómo reciclar correctamente en casa y te conviertas en un experto en sostenibilidad.  

¿Sabes en qué contenedor va cada cosa? Sigue leyendo para comprobar si reciclas correctamente.

Cómo reciclar bien el papel

Todos los residuos de papel y cartón como pueden ser las hueveras, las cajas, las bolsas, los libros o la prensa, deben ir al contenedor azul. Pero debes de tener en cuenta que los siguientes materiales no se depositan en este contenedor:

  • Toallitas húmedas, papel de pared, papel plastificado o etiquetas adhesivas deben tirarse en el contenedor de resto.
  • Las fotos, sin embargo, deben llevarse al punto limpio
  • Los briks de leche o zumo van siempre al contenedor amarillo, ya que además de contener cartón contienen también plástico y aluminio.
  • Los desechos diarios como servilletas de cocina o papeles sucios, platos de cartón con restos de comida o las cajas de pizza tampoco se tiran en el contenedor azul, ya que generalmente contienen restos de comida.

Cómo reciclar correctamente el vidrio

En el contenedor verde debemos depositar botellas de vidrio (como botellas de vino, cava…), frascos de vidrio (como perfumes o colonias) o tarros de alimentos (como mermeladas o conservas).

¡Pero cuidado! Es muy importante diferenciar el vidrio del cristal: solamente el vidrio debe depositarse en el contenedor verde. Por eso, los espejos, ceniceros, vasos y vajillas no pueden tirarse en este contenedor, sino que deben llevarse a un punto limpio o a centros de recogida.

¿Sabías que, aunque tiramos en el contenedor verde vidrios de diferentes colores, el color sí influye en el reciclaje? Aunque los depositamos todo en el mismo contenedor, cuando los vidrios llegan la planta de reciclaje son separados y ordenados por colores blancos, verdes o marrones para que, tras el reciclaje, el video siga manteniendo sus propiedades.

Cómo reciclar correctamente los envases

En el contenedor amarillo se tiran los envases metálicos, los briks y envases de plástico. Pero para facilitar el proceso de reciclaje de estos envases debemos separar todos sus materiales reciclables. Por ejemplo, tanto los botes de yogur como sus tapas deben tirarse al contenedor amarillo, sin embargo, los botes están hechos de plástico y las tapas de aluminio. Por lo tanto, cada uno debería desecharse en el contenedor amarillo por separado.

Gran parte de los envases de Henkel están específicamente diseñados para que sus diferentes componentes sean fácilmente separables; es el caso de los envases del suavizante Vernel, cuya etiqueta de manga retráctil (sleeve) está hecha de un plástico diferente al cuerpo de la botella. Para facilitar el proceso de clasificación, las etiquetas cuentan con una perforación que permite que ambas capas se puedan separar fácilmente y ser recicladas. Además, muchos de los envases de Henkel cuentan con instrucciones especiales para clasificar los diferentes materiales.

Pero recuerda, no debes tirar en el contenedor amarillo los residuos de plástico o aluminio que no sean envases, como cápsulas de café, juguetes de plástico, biberones, chupetes, utensilios de cocina y los cubos de plástico… ¡que deben ir al contenedor de resto!.

Cómo reciclar correctamente los residuos orgánicos

En este contenedor que suele ser de color marrón debemos depositar restos de alimentos como pieles de frutas, espinas de pescado, plantas, cascaras de huevo o posos; o servilletas y papel de cocina usados.

Entre los errores más comunes que cometemos a la hora de depositar residuos en el contenedor marrón están los chicles, toallitas húmedas, arena para mascotas, pelo o polvo, que deberían ir al contenedor de resto.

¿Sabes que no todas las comunidades autónomas cuentan con este contenedor? Sin embargo, tanto comunidades autónomas y como entidades locales de toda España deberán implantar estos contenedores antes de enero de 2024 para cumplir con la exigencia de la Unión Europea.

Si sigues todos estos consejos… ¡estás reciclando correctamente! Pero si tu compromiso con el medio ambiente va más allá, te traemos algunos consejos adicionales que te convertirán en un máster del reciclaje y la economía circular.

No utilices bolsas de plástico convencionales como bolsas de basura

En muchos hogares se utilizan las bolsas de plástico del supermercado como bolsas de basura. Pero te equivocas si crees que esto ayuda al reciclaje. Reutiliza al máximo las bolsas del supermercado para tus compras, y para los residuos utiliza bolsas de bolsas de basura hechas de polietileno reciclado.

Cómo reciclar correctamente los medicamentos

¿Tienes un jarabe para la tos o unas pastillas que han caducado? Entonces entrega los medicamentos en una farmacia para su correcta eliminación. Nunca tires los medicamentos por el desagüe o por el inodoro. Los productos farmacéuticos son sustancias altamente activas poco degradables y, por lo tanto, pueden contaminar seriamente el agua.

Sin embargo, si botellas de jarabe o los blísteres de pastillas están vacíos, sí puedes depositarlos en el contenedor correspondiente.

Cómo reciclar correctamente ropa usada

No tires la ropa que ya no te pones en los contenedores de reciclaje habituales. En la mayoría de las ciudades españolas existen contenedores específicos para ropa usada, organizaciones caritativas o centros de recolección que recogen nuestra ropa y dan a nuestras prendas una segunda vida.  Solo las prendas con mucha suciedad, como aceite o pintura, son consideradas residuos que no se pueden reaprovechar o reciclar. Todo lo demás debe desecharse en los lugares mencionados anteriormente, ya que puede ayudar a personas que lo necesitan o reciclarse como material aislante y trapos de limpieza industrial.

Cómo reciclar correctamente residuos eléctricos y electrónicos

Lo correcto es desecharlos en los puntos limpios o puntos de recolección específicos disponibles en la mayoría de ciudades o ayuntamientos. Incluso los dispositivos más pequeños, como los smartphones o los secadores de pelo pueden contener oro, plata y cobre u otra serie de metales poco comunes como el neodimio, el paladio y el tantalio. Estos metales constituyen materias primas importantes y la mayoría se puede recuperar. Llevándolos al punto limpio o al punto de recolección más cercano, estarás contribuyendo muy positivamente a la economía del reciclaje… ¡así que no permitas que terminen en otros contenedores!

Cómo reciclar correctamente bombillas y halógenos

Las bombillas y los materiales que las componen son totalmente reciclables, por lo que deben ser desechadas en puntos limpios o puntos de recolección específicos. A pesar de contener materiales como vidrio o metal, las bombillas deben ser tratadas de manera adecuada para poder recuperar estos componentes y así poder reutilizarlos.

Cómo dar una nueva vida a los envases

¡No tienes por qué tirarlo todo! Fabrica tus propios muebles para el balcón con palés de madera usados, estanterías con cajas de vino, o floreros con botellas vacías de vidrio y plástico. El “upcycling” o reciclaje creativo consiste en transformar residuos en productos que tienen un mayor valor… y solo hace falta un poco de imaginación.  Incluso las botellas de champú pueden tener una segunda vida, como por ejemplo soportes para smartphones o cajitas para clasificar artículos pequeños en las salas de juegos de los niños. ¡Aquí encontrarás algunas ideas sobre cómo dar una segunda vida a envases y residuos!