05-may-2020

 El uso eficiente del agua, desde el diseño hasta el uso de los productos

Medidas para ahorrar agua y frenar el cambio climático

El agua es uno de los recursos más preciados, pero a medida que el clima del planeta cambia y la población aumenta, se prevé que en el 2050 unos 5.700 millones de personas podrían vivir en áreas donde el agua escasea durante al menos un mes al año. Es por eso que las empresas y los individuos están explorando maneras de ahorrar este líquido que nos da vida.

El ser humano necesita agua para sobrevivir. Dependemos del agua como fuente principal para abastecer una amplia gama de servicios y productos, desde el saneamiento y la atención médica hasta el cultivo de alimentos y la producción de ropa. En nuestra vida diaria, usamos el agua para ducharnos y lavar la ropa, y además es un ingrediente clave en una gran variedad de productos que compramos. Sin embargo, a pesar de que el 71% de la superficie de la tierra está cubierta de agua, menos del 1% es agua dulce apta para el consumo humano. Hoy en día, alrededor de 1 de cada 3 personas en el mundo viven sin agua potable, y se espera que la demanda mundial de agua aumente en más del 50% para el 2040.

El cambio climático acelera esta tendencia de escasez de agua porque las inundaciones, las sequías y el calor tienen un impacto directo en la disponibilidad de este recurso. Cambiar la forma en que usamos el agua ayudará a fortalecer el ecosistema de nuestro planeta y reducirá el riesgo de fenómenos climáticos extremos que provocan que el agua sea escasa y esté más contaminada. Gastar menos agua en la ducha, recolectar y utilizar el agua de lluvia para el cultivo o el saneamiento, o mejorar nuestros sistemas de gestión de aguas residuales son algunas de las medidas que se pueden poner en práctica. 

Utilizar agua menos caliente también ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero porque evita la necesidad de generar energía para calentarla. Implementar medidas para consumir menos agua tanto cuando se fabrican como cuando se utilizan productos, también se asegura que el agua siga siendo un derecho humano y no se convierta en un lujo.

¿Cómo ahorrar agua en la producción?

Henkel tiene como objetivo utilizar un 30% menos de agua por cada tonelada de producto que fabricamos en 2020, en comparación con el año base 2010. Todos los días, nuestros equipos exploran diferentes formas de reducir el consumo de agua en nuestros 184 centros de producción en todo el mundo. De hecho, tenemos en cuenta el uso eficiente del agua durante la producción ya en la etapa de desarrollo del producto. De esta manera, creamos innovaciones más sostenibles, como la marca de detergente Spee Aktiv Gel Nature, cuya fórmula concentrada que reduce la cantidad de agua necesaria durante la producción.

¿Cómo ahorrar agua a la hora de usar los productos?

También desarrollamos productos y tecnologías que permiten a nuestros clientes y consumidores ahorrar agua. La nueva gama de adhesivos para etiquetas de nuestra marca Aquence reduce el consumo de agua cuando se reciclan las botellas de plástico ya que las etiquetas se pueden retirar fácilmente. Y nuestra marca Loctite ofrece una gama de soluciones que ayudan a los fabricantes de sistemas de filtración de líquidos a responder al desafío de la escasez de agua fabricando filtros más eficientes para el tratamiento del agua.

Nuestros productos de consumo están presentes en millones de hogares alrededor del mundo, y muchos de ellos requieren utilizar agua para su aplicación. Por eso, Desde Beauty Care ya se han desarrollado productos que ayudan a reducir el consumo de agua, como acondicionadores que no requieren aclarado o champús en seco. También los productos de Laundry & Home Care permiten ahorrar agua, como las toallitas atrapacolor Color Catcher, que permiten mezclar colores en una misma lavadora, minimizando el riesgo de que la ropa se destiña.

Además de innovaciones en productos, también hemos puesto en marcha la iniciativa “Be smarter. Save water.” para fomentar entre los consumidores el uso responsable del agua a través de información en el packaging y la web smarterinitiative.com. Por ejemplo, entre la información proporcionada se explica que reducir el tiempo en la ducha disminuye las emisiones de CO2 ya que se necesita menos cantidad de energía para calentar el agua. Si los consumidores que adquieren productos Henkel redujeran el tiempo de ducha en un promedio del 15%, sería posible evitar más de 200,000 toneladas métricas de emisiones de CO2 y 30 millones de metros cúbicos de agua cada año, una contribución importante para la protección del clima y el uso eficiente del agua.

Y yo, ¿cómo puedo ahorrar agua?

Todos podemos contribuir a ahorrar agua y luchar contra el cambio climático. Desde reducir el tiempo en la ducha a utilizar agua a temperatura más baja, estos pequeños cambios pueden tener un gran impacto. En este espíritu, Henkel es una de las más de 20 compañías que participaron en un proyecto solidario para proporcionar agua potable y saneamiento a medio millón de personas en Bihar, India. Conmemorando el Dia del Agua este 2020, en asociación con la Fundación One Drop y el Grupo METRO, se destinarán a este proyecto una parte los beneficios de nuestros productos vendidos en los establecimientos de METRO durante el período de dos semanas del pasado mes de Abril.

Actividades como esta demuestran nuestra firme creencia en que utilizar el agua de manera más eficiente y ayudar a reducir los efectos del cambio climático ayuda a proteger la salud y salvar vidas. Cambiar la manera en que usamos el agua ayudará a reducir las inundaciones y las sequías, evitará la escasez de agua y apoyará la lucha contra el cambio climático a favor de la sostenibilidad. La ciencia es clara: no podemos darnos el lujo de esperar. Ahora es el momento de tomar medidas positivas para ahorrar agua y proteger nuestro clima.