18 oct. 2022

Respondemos a las preguntas más comunes sobre la lejía y te contamos los mejores trucos para aprovechar al máximo su capacidad de desinfección.

Lejía y desinfección: preguntas más frecuentes

A la hora de limpiar y desinfectar en profundidad, la lejía es uno de los productos básicos por excelencia. Sin embargo, pese a ser un desinfectante de uso común, existen numerosas dudas en cuanto a su uso para potenciar su efecto y qué precauciones tomar.

A continuación respondemos a las preguntas más comunes sobre la lejía y te contamos los mejores trucos para aprovechar al máximo su capacidad de desinfección.

Índice

¿Qué es la lejía?

La lejía es un compuesto químico obtenido a través de la disolución de sal común al hacer circular corriente eléctrica. La lejía es respetuosa con el medio ambiente ya que después de ser usada se convierte de manera rápida en sal, oxígeno y agua.

Para poder ser calificada como “lejía”, el producto debe de contener más de 35 g/l de hipoclorito sódico. Los productos de la marca Conejo ofrecen lejías que eliminan el 99,9% de los virus y bacterias.

Es importante tener en cuenta también que la lejía no contiene ingredientes para limpiar, por lo que se recomienda usar limpiadores generales en superficies antes de aplicar lejía para así potenciar su efecto desinfectante.

Alternativamente, existen productos ya elaborados con una mezcla de lejía y detergente, como los de nuestra marca Estrella, que no solamente cumplen la función de limpiar y desinfectar a la vez, sino que además se pueden aplicar directamente sin la necesidad de tener que efectuar una limpieza previa.

¿Qué desinfecta la lejía? Ejemplos de usos comunes

La lejía es conocida por sus excelentes propiedades desinfectantes que la convierten en la manera más eficaz y segura de eliminar no solo manchas, restos de suciedad sino también olores en cualquier zona del hogar. Entre sus diferentes cualidades de desinfección resaltan los siguientes usos más comunes de la lejía:

IMPORTANTE: aunque la lejía es apta en múltiples superficies debemos evitar el contacto con superficies de aluminio, muebles y moquetas, para evitar posibles daños.  En caso de duda te recomendamos probar en una zona poco visible de la superficie a tratar previamente.

  • Limpieza y desinfección de diferentes superficies del hogar: Los productos con lejía pueden utilizarse como limpiador general del hogar, no solo para limpiar sino desinfectar a fondo. Es perfecta para la limpieza y desinfección de las superficies que solemos tocar más a menudo como los timbres, los pomos de las puertas o incluso la grifería.
     
  • Eliminación del moho y blanqueamiento del baño: las diferentes partes que conforman el baño, como el WC, el lavabo o la bañera son más propicios a la aparición de hongos o moho al tener mayor humedad. Son por lo tanto una zona de la casa que requiere mayor atención y desinfección recurrente. Si quieres prevenir la aparición de esas molestas zonas ennegrecidas de moho, te recomendamos aplicar un pequeño chorro de lejía Conejo o Estrella y dejarlo que actúe durante algunos minutos. Pasados ese tiempo, enjuágalo bien con una bayeta y agua.
     
  • Desinfección del baño: como hemos visto previamente, el baño es una de las zonas que más atención requiere en nuestros hogares. La lejía es un excelente aliado para combatir los hongos producidos por la humedad y asegurar una total desinfección del baño.
     
  • Limpieza y desinfección de electrodomésticos, como:
    • La nevera: otra de las zonas de la casa que pueden llegar a acumular bastante humedad, además de restos orgánicos que pueden acabar propiciando la aparición de gérmenes. Limpiar la nevera a menudo con lejía es garantía de limpieza y desinfección libre de gérmenes y microorganismos.
    • La lavadora: requiere de desinfección periódica ya que tras los lavados se acaba acumulando suciedad. Te recomendamos limpiar las gomas de la puerta del tambor, el cajetín del detergente, y el filtro con un chorrito de lejía. El tambor también lo puedes desinfectar con un poco de agua caliente mezclado con lejía en un ciclo de lavado normal.
       
  • Eliminación de malos olores: la lejía es de gran utilidad también como desodorizante ya que elimina gérmenes y las sustancias malolientes producidos por los mismos.
     
  • Blanqueamiento y quitamanchas en la ropa: la lejía tiene un potente poder blanqueador por lo que es utilizado a menudo como quitamanchas en la ropa. Eso sí, no se puede aplicar a todos los tejidos, ni cualquier color, por eso te recomendamos consultar la etiqueta de la ropa para saber si puedes usar lejía en ese tipo de tejido concreto.
     
  • Desinfección y lavado de frutas y verduras con lejía. La Lejía Conejo es segura para la desinfección de frutas y verduras antes de su ingesta además de ser también apta para la desinfección del agua de bebida. Para ello, puedes disolver 2 ml. ( el equivalente a una cucharadita de café) de lejía Conejo en un litro de agua.
     
  • La lejía también puede ser altamente eficaz para la eliminación de algunos de los microorganismos que provocan alergias.

Para más usos de la lejía en el hogar, consulta nuestro artículo sobre la lejía como aliada para desinfectar la casa y descubre más consejos útiles para ti y para tu hogar de las marcas Henkel en: tucasaclub.com.

¿Cómo usar la lejía? ¿Qué sí y qué no?

Pese al uso extendido en los hogares de la lejía por sus interesantes cualidades, esta es un producto químico que requiere precaución. A continuación, te contamos algunos consejos básicos para un buen uso de la lejía:

  • No apliques lejía en la ropa sin antes leer la etiqueta de cada prenda o cada tejido que quieras limpiar ya que, de lo contrario, el tejido podría tener daños.
     
  • Utiliza siempre la cantidad recomendada ya que ¡mayor cantidad no es sinónimo de mayor poder de limpieza o desinfección! Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda una concentración del 0,5% lo que corresponde a mezclar 130 ml de lejía en 870 ml de agua.
     
  • Nunca mezclar lejía con otro tipo de productos químicos, amoniacos, ácidos o alcohol, ni con otro producto de limpieza doméstico ya que puede desprender gases tóxicos.  Tampoco debe de combinarse con el vinagre, pese a ser este un producto natural.
     
  • No se recomienda usar lejía en superficies de aluminio, muebles y moquetas.
     
  • No deben rellenarse las botellas o recipientes con lejía o trasvasarlas de un envase a otro, esto podría llevar a un mal uso, o incluso a una ingestión accidental.
     
  • Es recomendable el uso de guantes al usar lejía para evitar cualquier tipo de irritación, además de ventilar la casa mientras limpias y desinfectas con lejía.

¿Lejía o amoniaco: ¿Cuál usar?

Como hemos mencionado anteriormente, la lejía no debe de ser mezclada con otros productos, como el amoniaco.

La lejía y el amoniaco reaccionan químicamente creando cloramina, una sustancia química tóxica por inhalación que puede ser perjudicial. Es por lo tanto importante entender cuándo usar lejía y cuándo amoniaco en la limpieza del hogar:

Si la lejía es desinfectante, el amoníaco, por su parte, tiene un potente poder desengrasante. Sin embargo, al contener alcalino, puede llegar a ser bastante abrasiva al aplicarlo en ciertas superficies más delicadas como los parqués naturales o los barnizados, o las superficies lacadas o enceradas.

Para más información puedes consultar nuestro artículo sobre cuándo usar amoníaco y cuándo lejía.

¿Cuáles son las lejías de Henkel?

Las marcas de Estrella y Conejo son líderes en lejía en España desde hace bastantes décadas.

Conejo fue la primera lejía que se instauró en los hogares españoles desde 1889, y que ofrece un producto a bajo coste, pero con cualidades únicas de desinfección y blanqueamiento.

Estrella por su parte, ofrece productos de limpieza y desinfección para todo tipo de superficies del hogar, junto con un potente poder de eliminación de alérgenos y malos olores.

Desde Henkel estamos en constante búsqueda de innovación para seguir mejorando nuestros productos y que estos se adapten a las crecientes necesidades de nuestros consumidores.

¿Cuáles son las dosificaciones de lejía recomendadas?

A continuación, te contamos cuáles son las dosificaciones de lejía recomendadas tanto para los productos de lejía Conejo, como para los productos de limpieza Estrella:

  • Recomendaciones de uso para Lejía Conejo: Para la desinfección, se recomienda una dosis de 100 ml de lejía para 5 L de solución.
     
  • Recomendaciones de uso para Estrella, limpiador con lejía y detergente: ya que los productos Estrella se pueden aplicar sin previa limpieza al tener detergente que limpia y desinfecta a la vez, las dosis recomendadas para la desinfección es el doble para la lejía Conejo: 100 ml (1/2 de vaso de agua) para un 5 L de solución.