12-mar-2020

La lejía, nuestra aliada para desinfectar la casa

La lejía, nuestra aliada para desinfectar la casa


La lejía es un indispensable de limpieza presente en casi todos los hogares. Y es que por sus propiedades de limpieza y desinfección, es uno de nuestros principales aliados para mantener la casa perfecta. La lejía es ideal para limpiar la lavadora, desinfectar la nevera, suelos y superficies, blanquear el inodoro, eliminar el moho y acabar con los malos olores.

Las potentes propiedades desinfectantes de la lejía la convierten en el método más eficaz para eliminar restos de suciedad, olores y manchas en distintas zonas del hogar. Por ejemplo, entre sus múltiples cualidades resalta que:

  • Eficaz para combatir olores
  • Es el mejor blanqueante para la ropa
  • También es utilizada para eliminar algunos de los microorganismos que provocan alergias.
  • Puede utilizarse de forma diaria, incluso en hogares con niños y mascotas.
  • La lejía es apta para múltiples superficies*.

La lejía Conejo y la lejía Estrella son productos recomendados para la desinfección de superficies en toda la casa. Nuestros técnicos de I+D te explican algunos consejos de limpieza básicos para mantener la higiene en el hogar.

Lejía como desinfectante

Te contamos ¿cómo usar la lejía para desinfectar?
Xavier Closa, Responsable de I+D en Laundry & Home Care de Henkel Ibérica, resalta la importancia de utilizar las dosis recomendadas en las etiquetas de los productos, y utilizarlos siguiendo las recomendaciones.

¿Qué es la lejía? “Un producto se puede denominar “lejía” si es una solución de más de 35 g/l de hipoclorito sódico. La lejía no contiene otros ingredientes que ayuden a la limpieza de las superficies por lo que debe aplicarse sobre una superficie que previamente se haya limpiado con un limpiador general para conseguir su pleno efecto como desinfectante. Existen productos, como los que corresponden a nuestra marca Estrella, que además de lejía contienen detergente, y se pueden aplicar sin una limpieza previa. Al tener detergente hace las dos funciones simultáneamente: limpia y desinfecta”.

Lejía y desinfección: los estudios que disponemos actualmente nos permiten dar recomendaciones de dosificaciones para desinfectar con lejía.

Recomendaciones de uso para Lejía Conejo
Para desinfectar, la dosis recomendada es de 50 ml de lejía para 1 l de solución. Sería equivalente 1 y ¼ vasos de agua (250 ml) en medio cubo de agua (5 l).

Recomendaciones de uso para Estrella, limpiador con lejía y detergente

En este caso, las dosis todavía son más altas, pues el producto se puede aplicar sin una limpieza previa. Al tener detergente hace las dos funciones simultáneamente: limpia y desinfecta. La dosis recomendada para desinfectar es el doble que para la lejía Conejo: 100 ml (1/2 de vaso de agua) para un 1 l de solución, o 500 ml (2 y ½ vasos) en medio cubo de agua (5 l).

Las lejías Henkel, líderes históricos indiscutibles
La marca Conejo nació en 1889 de la mano de la empresa familiar Casamitjana Mensa, que adquirió la multinacional Henkel y fue la primera lejía en España. 

A lo largo de los años Henkel ha desarrollado variaciones del producto adaptándose a los distintos usos domésticos: partiendo de la Lejía Conejo original con un beneficio principalmente desinfectante, y en 1984 llega Estrella, la marca que combina lejía y detergente para garantizar limpieza y desinfección.

El motor de desarrollo de estas marcas ha sido la constante innovación y mejora de los productos para satisfacer las necesidades de los consumidores y aportar un valor añadido.

Consejos de Seguridad
La lejía no deja de ser un producto químico que debemos de utilizar con precaución. Aquí te dejamos algunos consejos:

  1. Es muy importante leer la etiqueta de cada prenda y/o tejido para saber si podemos o no usar lejía en ella.
  2. Evita mezclarla con otros productos químicos, amoniacos o ácidos ya que puede desprender gases tóxicos.
  3. Usa la cantidad recomendada; ¡añadir más no te dará mayor poder de limpieza!


*Es recomendable evitar el contacto con superficies de aluminio, muebles y moquetas.  En caso de duda puedes probar en una zona poco visible de la superficie a tratar.