25-mar-2022

Construcción con visión de futuro

Ciudades del futuro: edificios y construcción sostenible

Cada vez vemos una tendencia más clara en el estilo de vida alrededor del mundo: la gente se marcha de los pueblos hacía las grandes ciudades. La razón de ello es que las ciudades son el epicentro de la innovación, la diversidad, las oportunidades y el progreso. Se están convirtiendo en la clave para decidir y actuar sobre cuestiones como el cambio climático, la justicia social, el trabajo o la movilidad. Las ciudades son el motor del cambio.

Según un estudio de las Naciones Unidas, en el año 2050 casi un 70% de la población mundial vivirá en ciudades. Es cierto que, aunque esta tendencia está cada vez más latente, la pandemia mundial de la COVID-19 puede llegar a invertirla. Es posible que con la implantación del teletrabajo la gente decida quedarse en zonas más tranquilas para instalar su oficina en casa, aunque la gran mayoría de oportunidades laborales, culturales, educativas y de ocio se encuentren en las ciudades. Aunque, si esta tendencia sigue al alza, ¿cómo deberían diseñarse las ciudades del futuro?

Hacia la ecología

El aumento de población en las ciudades también supone grandes retos: emisiones de gases de efecto invernadero, consumo de recursos, déficit de infraestructuras… por ello es imperativo establecer soluciones sostenibles en los siguientes campos:

  • Planificación urbana sostenible: La construcción de edificios debe cambiar. Debemos construir de forma sostenible desde un inicio, introduciendo principios de planificación urbana sostenible (ciudades compactas donde las distancias sean cortas), materiales de construcción bajos en carbono y otros métodos de construcción que sean respetuosos con el medio ambiente.
  • Energía y protección del clima: Es indispensable que se reduzcan las emisiones de CO2 en las ciudades. Y para ello es necesario que se implanten sistemas enérgicos libres de CO2 y que a la vez se garantice el acceso a la energía e infraestructuras.
  • Movilidad y transporte: Deberíamos conseguir que para el año 2070 el transporte funcione de manera completamente libre de carbono, mediante sistemas de transporte público que funcionen de manera eficiente, contando a su vez con buenas infraestructuras para ciclistas y peatones. También debemos asegurar que la movilidad sea inclusiva para todos los miembros de la sociedad.

La movilidad y el transporte deberá ser inclusivo y sostenible

Construcción sostenible, ¿una oportunidad para la economía y el medio ambiente?

La construcción sostenible es un requisito para las ciudades del futuro. El principio de construcción sostenible se aplica durante todo el ciclo de vida de un edificio. En la construcción sostenible hay tres pilares importantes: minimizar el consumo de energía y recursos, reducir la cantidad de espacio utilizado y tener el menor impacto posible en la naturaleza durante todas sus fases: construcción, uso y demolición. La función de los arquitectos es muy importante, ya que deben optar por materiales más duraderos y regenerativos, apostando por un aislamiento más eficiente y reduciendo el impacto ambiental durante las obras.

Las soluciones innovadoras de los nuevos hogares inteligentes también tienen un papel muy importante en la construcción sostenible. En los edificios inteligentes las tecnologías son compatibles con el medio ambiente, usan menos recursos y crean una mejor calidad de vida.

4 factores importantes en la construcción sostenible

Energía solar: Los edificios inteligentes pueden construirse para ser completamente autosuficientes energéticamente. Esto se puede lograr gracias a células fotovoltaicas en las fachadas, o en ventanas.


Cooperación en la planificación de edificios: La construcción de edificios autosuficientes y sostenibles deben desarrollarse en cooperación entre la industria, los promotores inmobiliarios y las instituciones públicas de investigación. Esta cooperación facilita la integración de fuentes de energía renovable en la estructura del edificio, la construcción de sistemas de distribución inteligentes y eficientes desde el punto de vista energético para la calefacción, refrigeración y creación de dispositivos para los flujos de aire naturales en el edificio como alternativa ecológica al aire acondicionado.

Construcción con visión de futuro: Aquellas energías que impactan positivamente en el medioambiente (la energía limpia, nuevas tecnologías, materiales de alto rendimiento) impactan también en el presupuesto. Por suerte cada vez son más los promotores que aprecian los menores costes de los edificios sostenibles a largo plazo.


Materiales sostenibles: El uso de materiales sostenibles tiene que estar cada vez más presente en la construcción. Una gran alternativa es la madera. La madera es un material sostenible ya que sólo se requiere una pequeña cantidad de energía para proporcionar y procesar este material. Puede usarse de manera flexible, sólida o como material compuesto. Los productos hechos de madera pueden ser usados para obtener energía al final de su vida útil, y al hacerlo proporcionan más energía al clima de la que se usó en su producción.

 

Loctite ayudando a la construcción sostenible

Henkel está haciendo una importante contribución a la producción de componentes de madera y es pionera a nivel mundial del uso de adhesivos en este campo. Gracias al desarrollo de adhesivos de gran rendimiento, la construcción con madera de alta tecnología es posible. Loctite Purbond, no contiene disolvente ni formaldehído, permitiendo a los fabricantes ofrecer elementos de construcción modernos para un entorno de vida saludable.