24 feb. 2022

Metaverso, qué es y ejemplos

Metaverso, qué es y ejemplos

El famoso juego de los Sims o la novela de ficción Snow Cash fueron precursores visionarios del metaverso. Un nuevo concepto de realidad en la que ya no existirán barreras entre la realidad física y virtual. Pero ¿qué quiere decir eso realmente y cómo nos afectará en nuestro día a día?

Índice de contenidos

¿Qué es el metaverso?

El metaverso es una nueva realidad digital en la que un gran número de personas pueden interactuar entre sí a través de avatares en diferentes contextos (ocio, trabajo, relaciones…). Se dice que se convertirá en el gran sucesor de Internet por lo que intervendrá profundamente en la economía y en la sociedad del futuro.

De este modo, grandes visionarios de la tecnología como Mark Zuckerberg, creador de Facebook, y Jeff Bezos, fundador de Amazon, entre otros, han realizado una gran inversión en este nuevo mundo de 3 dimensiones.
A pesar de que el metaverso se encuentra en fase de desarrollo, ya cuenta con características propias que lo definen:

Interactividad: Se ha de tener la capacidad de comunicar e interactuar con el resto de usuarios y por supuesto, con el metaverso.

  • Corporeidad: El avatar representa la identidad de cada persona y, como nuestro mismo cuerpo, se rige por las leyes de la física y sus recursos son limitados.
  • Persistencia: El avatar siempre seguirá en el punto exacto en lo que hayas dejado, listo para proseguir con su vida virtual cuando decidas.
  • Economía: Existirán monedas y leyes propias, de manera paralela y similar a la realidad.

El origen del metaverso

Fue en 1992 en la ya citada novela de Snow Crash de Neal Stephenson donde el concepto del metaverso se manifestó por primera vez. Su argumento se basa en la existencia de un mundo paralelo un tanto utópico en el que las personas podían evadirse de la realidad.

Por otro lado, como precursor más actual, destaca el Fortnite, un videojuego que cuenta con una comunidad de millones de usuarios de todas las partes del mundo y edades, de manera que siempre hay alguien conectado con el que poder jugar, es decir, hay una realidad paralela que no desaparece.

Ejemplos de metaverso

Como ejemplos de lo que se podrá hacer en el metaverso destacan los siguientes:

Asistir a conciertos virtuales, viajar, interactuar con usuarios, disfrutar, ir de compras… Prácticamente todo lo que hacemos en nuestro día a día. Incluso trabajar. Y es que el metaverso será una auténtica revolución en todos los ámbitos.

Las videollamadas, que tras la pandemia se han popularizado tanto, en un futuro podrían ser sustituidas por reuniones virtuales en el metaverso. Es decir, que en lugar de conectar nuestras cámaras veríamos cómo se reúnen nuestros avatares. Y así serían también algunas visitas al médico, al banco, a la tienda…

Finalmente, otro de los ejemplos de aplicaciones de metaverso en el futuro, sería la posibilidad de probar el funcionamiento de nuevas máquinas o sistemas con mucha fiabilidad antes de la fabricación final, con el consecuente ahorro de miles de millones de euros en tests antes del lanzamiento de una nueva patente.

La evolución digital de Henkel

Desde sus orígenes, Henkel se ha posicionado como una multinacional líder en el sector de la innovación, priorizando la inversión en investigación en todos los ámbitos.

Entre muchos otros ejemplos destacables en el ámbito de la transformación digital, con más de 3,500 sensores en alrededor de 180 fábricas, los ordenadores de Henkel recopilan información sobre sostenibilidad, eficiencia, calidad y seguridad en tiempo real y permiten el análisis para diagnósticos, predicciones y prescripciones.

En concreto, nuestro centro de producción de Montornés se ha convertido en una fábrica de vanguardia gracias a la implementación de varias tecnologías punteras, impulsando la agilidad, la colaboración digital y la sostenibilidad. Una de estas tecnologías es la “digital line health”, consiste en un repositorio de datos obtenidos de unas 200 líneas de producción conectadas digitalmente. A estos datos recogidos durante más de dos años se aplica aprendizaje automático y algoritmos estadísticos avanzados para identificar patrones ocultos y poder predecir averías. Esta plataforma también permite el análisis de la causa original de la avería, aportando aún más valor y visibilidad a nuestros equipos de mantenimiento. Gracias a esta tecnología, hemos logrado una reducción del 20% de los tiempos de inactividad no planificados.