• España | Cambiar de Website
  • Contact
  • Add to My Content
  • Share

21-oct-2019  Barcelona

Henkel está colaborando en un proyecto de reciclaje químico con BASF

Primeras botellas de Henkel hechas de plástico reciclado químicamente

Por primera vez, Henkel ha producido botellas con plástico reciclado químicamente en colaboración con el fabricante de envases Alpla. A través del reciclaje químico, los desechos plásticos mezclados que antes eran imposibles de reciclar se pueden reprocesar y reutilizar de manera efectiva. El proyecto piloto con botellas de Perwoll es parte del proyecto ChemCycling dirigido por BASF.

"Pensamos que el reciclaje químico tiene un enorme potencial para complementar el reciclaje mecánico convencional", dice el Dr. Thorsten Leopold, Head of International Packaging Development Home Care de Henkel. “El reciclaje mecánico está limitado por el hecho de que no todos los desechos plásticos pueden reprocesarse en material utilizable. Gracias al reciclaje químico, los recursos fósiles pueden reemplazarse con material reciclado hecho de residuos plásticos. Este proyecto es un paso adicional importante hacia la creación de una economía circular para el plástico: sobre esta base, estamos evaluando nuevas oportunidades para integrar plástico reciclado químicamente en el packaging de nuestros productos”.

“El proyecto piloto con la botella de Perwoll de Henkel ha demostrado que los productos hechos con materias primas recicladas químicamente cuentan con la misma alta calidad y rendimiento que los productos hechos con materiales fósiles. Con ChemCycling, la proporción de material reciclado que entra en el proceso de producción se asigna al producto final por el método de balance de masa. Esto puede ayudar a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad”, comenta Anja Winkler, Head of Global Key Account Management Henkel Home & Personal Care de BASF.

“A través del reciclaje químico los recursos plásticos pueden permanecer de forma duradera dentro del ciclo de los materiales - el carbono que contiene, por lo tanto, se puede reutilizar. Así es como el reciclaje químico podría complementar tecnologías establecidas como el reciclaje mecánico. Además, la calidad de los materiales probados nos ha convencido”, dijo Nicolas Lehner, Commercial Director de Alpla.

Reciclaje químico como complemento útil

El reciclaje mecánico implica la trituración, la limpieza y el reprocesamiento de los residuos plásticos separados de nuevo en forma de granulado. El desafío inherente a este método es que la calidad del producto reciclado resultante sólo puede ser tan buena como la de la “material de entrada”. El plástico impuro, así como el color y una mezcla de materiales puede afectar negativamente a la calidad del producto reciclado y hacer que el proceso de reciclaje sea más difícil. Además, el plástico no puede reprocesarse sin cesar mediante el reciclaje mecánico. El reciclaje químico permite que los desechos plásticos que no pueden reciclarse mecánicamente se reintroduzcan en el ciclo del material. ChemCycling utiliza procesos termoquímicos para transformar los desechos plásticos en aceite de pirólisis. Esta materia prima secundaria sirve como materia prima para la industria química para producir plástico para diversos fines, como el embalaje. El embalaje producido con estos materiales reciclados químicamente es de la misma calidad que el embalaje hecho de plástico nuevo. Esto permite ahorrar recursos fósiles y reducir los desechos.

Compromiso con una cadena de valor plástica circular

La colaboración con BASF y Alpla en el proyecto ChemCycling es otro ejemplo del compromiso de Henkel para elaborar envases sostenibles. La compañía ya ha alcanzado varios hitos en la aplicación de su estrategia de packaging: muchos envases de productos se hacen hoy al 100 por ciento con plástico reciclado. Al integrar el plástico reciclado en su embalaje, Henkel utiliza el 99 por ciento del plástico reciclado de los hogares de los consumidores (material reciclado postconsumo). Además, los expertos en packaging de Henkel están trabajando para mejorar la reciclabilidad de sus productos: por ejemplo, desarrollaron el primer packaging negro reciclable e introdujeron fundas perforadas que se pueden quitar fácilmente al desechar la botella. Más recientemente, Henkel puso a disposición de otras empresas su herramienta de software para evaluar la reciclabilidad de los envases (EasyD4R), desarrollada internamente, de forma gratuita.

Para impulsar el progreso hacia una economía circular, Henkel también se está asociando con varios actores a lo largo de su cadena de valor: entre otros, la compañía es miembro del Rezyklat-Forum alemán, la Alianza mundial para poner fin a los desechos plásticos (AEPW) y la Nueva economía de los plásticos (NPEC).

Presentación en la feria K2019

El Dr. Thorsten Leopold de Henkel presentará el proyecto piloto junto con BASF durante una charla en vivo en la feria K2019 en Düsseldorf el 23 de octubre de 2019, stand C21 / D21, pabellón 5.