Menú
Buscar

22-nov-2017  Barcelona

Henkel se asocia a Plastic Bank

Transformando los residuos en oportunidades

Henkel se ha asociado con Plastic Bank, una empresa social que tiene como objetivo detener el vertido de plástico al Océano y brindar oportunidades a las personas que viven en la pobreza. Actualmente se están construyendo nuevos centros de recogida de plástico en Haití, donde las comunidades tendrán la oportunidad de ganar dinero o obtener servicios mediante la eliminación de residuos plásticos de su entorno local – antes de que entren en circuitos de agua u océanos. Henkel es la primera gran empresa global de bienes de consumo que se asocia con Plastic Bank, investigando formas de incorporar el plástico recogido en el envasado de sus productos en un futuro.

Plastic Bank fue fundado por David Katz en marzo de 2013, con el objetivo de reunir a mil millones de hombres y mujeres para monetizar residuos a la vez que mejora las vidas de aquellas personas que viven en países que carecen de infraestructuras de gestión de residuos. Al asociarse con Plastic Bank, Henkel da un paso más en su largo recorrido como líder en sostenibilidad. La compañía, de 141 años, pretende triplicar el valor que crea en relación con su huella ambiental para 2030, y ya es reconocida frecuentemente como líder en sostenibilidad en su sector con su presencia en índices y rankings independientes.

"Estamos convencidos de que nuestro enfoque sobre sostenibilidad es más importante que nunca", dice Kathrin Menges, Executive Vice President Human Resources en Henkel y Chair of Henkel’s Sustainability Council, y añade que "estamos contentos de asociarnos con Plastic Bank para evitar que los residuos plásticos lleguen al océano en Haití y mejorar las vidas de las personas que viven en situación de pobreza. Activando las marcas líderes en esta cooperación, queremos aumentar aún más la conciencia del consumidor sobre el desperdicio del plástico y demostrar la fortaleza de nuestro compromiso con la sostenibilidad ambiental y el progreso social".

Un trampolín de oportunidades

La asociación con Plastic Bank está impulsada por la marca emblema de belleza de Henkel, Schwarzkopf, y las marcas líderes de la unidad de negocio Laundry & Home Care. Inicialmente se centrará en Haití, donde la falta de infraestructura de gestión de residuos significa que existe un potencial significativo de impacto positivo. Las comunidades locales en la isla recibirán dinero, bienes o servicios a cambio de recoger residuos de plástico. El plástico recogido se clasifica y se procesa, y luego se integra en las cadenas de valor de reciclaje como Social Plastic®; material que ha sido verificado por Plastic Bank para indicar que los recolectores recibieron un precio superior al del mercado por los residuos de plástico. "Estamos encantados de anunciar esta asociación con Henkel y sus principales marcas de gran consumo", dice David Katz, fundador y CEO de Plastic Bank. "Colaborar con un líder mundial en sostenibilidad nos permitirá alcanzar incluso a más personas con nuestra solución y tener un impacto mayor en el medioambiente. Juntos, podemos detener el vertido de plástico oceánico convirtiendo los residuos en dinero y crear oportunidades para las personas que viven en la pobreza".

Sostenibilidad a través de marcas líderes

Esta nueva asociación se basa en las actividades existentes de Henkel relacionadas con el envasado y el reciclaje sostenibles. En 2016, Henkel usó plástico reciclado en el envasado para aproximadamente 1,3 mil millones de detergentes; productos de limpieza para el hogar y de belleza y cuidado persona a nivel mundial. Este éxito indica la fortaleza del compromiso de Henkel con el envasado sostenible, que sigue tres principios básicos: menos envasado y residuo, mejor envasado y permitiendo una economía circular. "Plastic Bank ofrece una solución única al problema del plástico oceánico porque aborda los residuos en el origen y es escalable en todo el mundo", dice Thomas Müller-Kirschbaum, Head of Global Research and Development de la unidad de negocio Laundry & Hame Care de Henkel. "Esta asociación con nuestras marcas amplía las iniciativas actuales al añadir este sólido enfoque en el apoyo al progreso social".

El apoyo de Henkel a Plastic Bank representa un paso más en su compromiso continuo con la sostenibilidad ambiental y el progreso social. Por ejemplo, la nueva asociación complementa las actividades realizadas a través de la iniciativa de la marca de belleza Schwarzkopf, Million Chances, que ayuda a niñas y mujeres de todo el mundo a crear un futuro positivo para sí mismas. El año pasado, Schwarzkopf ofreció formación profesional y oportunidades educativas para miles de niñas y mujeres de todo el mundo, desde Croacia y Eslovenia hasta China, India, Colombia, Sudáfrica y más. "Schwarzkopf y Plastic Bank comparten dos objetivos clave: cuidar el medio ambiente y mejorar la vida de las personas", dice Marie-Ève Schröder, Corporate Senior Vice President Internacional Marketing en la división Beauty Care de Henkel, y añade que "juntos, podemos crear oportunidades que mejoran la vida de las personas que viven en la pobreza, empoderando a las personas y las comunidades al brindarles acceso a ingresos confiables".

Puedes encontrar más información sobre el enfoque de Henkel para el envasado sostenible en: https://www.henkel.com/sustainability/what-we-do/smart-packaging

Henkel’s partnership with the Plastic Bank

Additional background information

Henkel se convierte en la primera gran empresa mundial de bienes de consumo que se asocia con Plastic Bank. En la presentación, (de izq. a dcha.) Shaun Frankson y David Katz, Founder de Plastic Bank, Marie-Ève Schröder, Corporate Senior Vice President International Marketing de la unidad de negocio Beauty Care de Henkel y Thomas Müller-Kirschbaum, Head of Global Research and Development de la division Laundry & Home Care de Henkel.

Los recolectores clasifican y pesan los residuos antes de que elijan la forma de compensación: dinero, materiales como combustible para cocinar o servicios como cargadores de teléfonos móviles o acceso a Internet.

Muchas comunidades en Haití viven sin acceso a la infraestructura de gestión de residuos. Por ello, los residuos, incluso los de plástico, entran en corrientes de agua hasta llegar al océano.