• España | Cambiar de Website
  • Contact
  • Add to My Content
  • Share

29-abr-2016  Barcelona

Los empleados de Henkel se ponen en forma con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Henkel Ibérica ha celebrado un año más el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo con una jornada repleta de actividades con el objetivo de concienciar a sus empleados sobre la importancia de mantener unos hábitos de vida saludables tanto dentro como fuera de la oficina. Bajo el lema #nosmovemosconcorazon la compañía ha organizado un gymkana solidaria.

De esta manera, los empleados han podido disfrutar de numerosas actividades en el marco de un dinámica gymcana que además contaba con un fin benéfico. Alrededor de 750 trabajadores de los diferentes centros de trabajo de Henkel ubicados en la península y también en Portugal se unieron a esta iniciativa. Actividades como una sesión relajante de yoga o una intensa clase de zumba fueron las mejores acogidas por los empleados.
 
Al finalizar las diferentes pruebas se les dio un imán en forma de corazón para formar entre todos un corazón gigante, el corazón es el símbolo de esta campaña no solo porque es el órgano vital clave para las actividades cardiosaludables sino también por su fin benéfico. Henkel destinará 2€ por cada empleado que participó en la gymkana. Los fondos recaudados se destinarán a la Asociación Volumont de Montornès del Vallès, zona en la que Henkel cuenta desde hace más de 50 años con un centro de producción de referencia para el Grupo en toda Europa.

Este iniciativa solidaria responde al compromiso de Henkel con las personas que viven en las cercanías de sus centros de trabajo, apoyando a las comunidades en las que está presente. La Asociación Volumont es una entidad social que lleva a cabo varios proyectos como la entrega de alimentos a personas en riesgo de exclusión social o la asistencia a personas dependientes.

Los empleados de Henkel Ibérica se movieron con corazón.

Por cada corazón, se donarán 2 euros a la Asociación Volumont.

Rodolfo Schornberg, Presidente de Henkel Ibérica, no se quiso perder la campaña.